jueves, 29 de noviembre de 2012

Y llegó el otoño

En el último post expresaba el anhelo por la estación en la que estamos sumidos. El caso es que tuve la oportunidad de celebrar su apoteosis en una visita a Soria. Arranqué un pedazo de lo que percibí y lo comparto aquí, con la esperanza de que en algún momento esto vuelva a tener ritmo.

2012

Ya. Demasiado color para este antro, ¿no?