lunes, 5 de septiembre de 2011

Here we go again.

Me detuve frente a él y lo observé. Era imponente. 

Cuando se percató de mi presencia, me correspondió la mirada. Una mezcla de desdén y "qué cojones haces, rica". Me hundió, claro. 

Luego siguió a lo suyo y yo me largué por donde había venido.



Wild Horse(s) 2011

4 comentarios:

  1. Bueno, lo mejor en estos casos es no discutir: se les da la razón y se les sigue admirando.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho el color que (no) tiene la maleza en la imagen. Y sí, el bicho es impresionante.

    ResponderEliminar