miércoles, 1 de junio de 2011

Instancia histórica

Cuando despertó le costó tiempo situarse. Tardó unos instantes en despojarse de ese pesado abrigo que es el sueño, magnífico aislante de lo que hay fuera.

Y sintió el frío. La calma. El silencio. Estaba tendido en el suelo, en las baldosas de piedra. A su alrededor tantos otros como él. Unos vivos y otros muertos. Los observó, a ellos y al resto de lo que había ante sus ojos.

Había acabado. Lo recordaba. Recordaba el ayer.

Hoy comenzaba un todo nuevo.

Instancia histórica (2008-2010)

2 comentarios:

  1. La última frase me ha hecho comerme la cabeza durante un rato muy largo. Menos el determinante artículo indeterminado, todo carece del más absoluto sentido.
    ¿Hoy?
    ¿Comenzar?
    ¿Todo?
    ¿Nuevo?

    Y sin embargo, intuyo lo que la mezcla quiere decir y sigo esperando.


    Tienes un rincón muy agradable. Vuelvo. De verdad de la buena.

    ResponderEliminar
  2. Como esbozo de una historia con un antes y no necesariamente un después, es interesante.
    Porque tiene que haber un antes, ¿no?

    ResponderEliminar