miércoles, 8 de junio de 2011

Geriátrico

A veces llegan supuestos enfermos terminales. Pacientes a los que, aparentemente, hay que apañar so pena de una muerte segura.

A veces te das cuenta de que muchos no son terminales, sino ancianos robustos, de esos que se ganan el calificativo de antiguo. Tratar con ellos es un placer.


Edad (20??)

4 comentarios:

  1. Es aquello de la "mala salud de hierro", de la que tantos venerables ancianos disfrutan.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito el giro. Son algo así como los vinos.

    ResponderEliminar
  3. Pero en el caso de algunos objetos, es lo mejor del mundo, Steve.

    Justo, Alabama. No, en realidad es que no recuerdo en qué año tomé esto. Desastre.

    Estoy de acuerdo contigo, Mariette. Además. Vino. La leche.

    ResponderEliminar