viernes, 29 de abril de 2011

Miré al abismo...

...y el abismo no me devolvió la mirada. Eso sí, mi madre me soltó una colleja que casi me hizo perder el equilibrio y precipitarme al vacío.

-¡Deja de hacer el tonto, niña!

3 comentarios: